El acceso a la rehabilitación es esencial para que las personas con discapacidad puedan lograr su más alto nivel de salud posible, por ello, la Unidad de Acción Social, mediante el proyecto de Atención en el Hogar y la Comunidad, brinda atención en las distintas parroquias rurales, con asistencia a personas que experimentan discapacidad debido a una amplia gama de condiciones de salud, con el objetivo de adaptarlos a realizar actividades de la vida diaria, mejorando su funcionalidad y calidad de vida.